lunes, 7 de febrero de 2011

DE FRANCIA AL IBÓN DE ESTANÉS (5-2-11)

Pico Acué, abajo izda. el ibón de Estanés helado

Abajo a la dcha, la otra parte del ibón de Estanés

Todos los años el Cau organiza un fin de semana dedicado a hacer raquetas y esquí de fondo. La salida nocturna por Jaca ya no entra dentro de las competencias del Cau, pero tiene más peligro que las actividades deportivas propuestas. Como yo no hice esquí de fondo, ya que no me hace mucha gracia (quizá me ha pillado mayor), me centraré en la excursión con raquetas al ibón de Estanés.
La propuesta era pasar el Somport hasta el aparcamiento de Sansanet, que desde la antigua frontera son unos 10 minutos. Como el parking estaba lleno no pudimos parar, así que bajamos hasta la boca del túnel de Somport por su cara francesa donde paramos donde pudimos y nos acicalamos ya con todo, botas, mochilas, raquetas, etc, para seguidamente subir hasta Sansanet y bajar del bus casi al estilo paracaidista.
Una vez en el suelo, a ponerse las raquetas y empezar a caminar, o raquetear, hacia arriba, hacia el ibón. Comenzamos en suelo francés, pasamos la frontera invisible a España, ya que dicho ibón esta a este lado de los Pirineos. La parte final coincide con el GR11, desconocido así con nieve, ya que cuando lo pasé esta primavera estaba todo verde. Como cambian los paisajes cuando cae la nieve. En total hicimos algo menos de 10 km, pero acabamos cansados, no es lo mismo que el senderismo.
El día fue inmejorable, sol a tope, nada de aire, a ratos subimos en manga corta. El agua liquida del ibón no llegamos a verla, suponemos que estaría debajo del hielo y la nieve que lo cubría. Desde un altozano junto al ibón comimos disfrutando de unas vistas inmejorables, para después volver por el mismo camino de subida, coger el bus y a Jaca, a la residencia de la Universidad de Zaragoza, donde una vez duchados y cenados, la noche jacetana nos esperaba.
Y hasta aquí puedo leer.