lunes, 31 de diciembre de 2012

SAN CRISTÓBAL 734 M. - ALPARTIR - 29-12-12

Ermita de San Cristóbal en ruinas

La Almunia de Doña Godina al fondo

Chema, Conchi, Miguel y Goyo (el civil)

Última salida de año 2012 para 4 componentes de la Peña Gastronómica El Peregrino, corta y cercana (9 km, 3 horas), debido a compromisos familiares del que va de civil en la foto. Así que a buscar una ruta que cumpliera esos requisitos, y a encontrarla en el blog de los amigos "gasolinos", aunque luego la retoqué para hacerla un poquillo más larga hasta el vértice geodésico de San Cristóbal, que pertenece a Alpartir, aunque accedieramos a él desde la Almunia, capital de la comarca de Valdejalón o Jalón Medio.
Así que salimos de Zaragoza con mucha niebla, que nos abandona en cuanto nos acercamos al alto de la Muela. El resto del día muy bueno, soleado y sin viento. Una vez en La Almunia buscamos un bar para echar un café y algo sólido para empapar, no solo los cafés, sino ese vino en bota que teníamos preparado para almorzar.
Seguidamente, y todavía en coche, cogemos el camino asfaltado de Fontellas hasta un poco más allá de donde acaba el asfalto, en un cruce. Remontamos el barranco del mismo nombre por una senda adyacente donde somos informados mediante un panel de la mala leche que tiene este barranco cuando le da por llover por esa zona, y al rato nos desviamos a la izquierda hacia el barranco de "no recuerdo el nombre". Salimos a una pista por la que andamos unos 200m. hasta un desvío a la izquierda por senda a través de un pinar, que nos lleva a la divisoria entre los términos de La Almunia y Alpartir, a unos 520m de altitud.
Desde aquí vemos ya el convento de San Cristóbal, y un poco más arriba el vértice, lugar más alto de la ruta sabatina, así como buenas panorámicas de la Sierra de Algairén y el extenso y rico valle entre La Almunia y Cariñena.
A partir de aquí empieza una fuerte subida, de las que hay que tomarse con calma, pero sin pausa, con la mente puesta en ese almuerzo que nos espera en lo alto. Allá arriba se repitió varias veces la misma pregunta: "¿Eso es La Almunia?". El cachondeo imperante no pudo ocultar el regusto de la peor tortilla de patata del mundo, que trajo Miguel, apenas sin sal.
De vuelta ya, nos metimos un poco campo a través, caminos, pistas, alcorces, hasta la fuente de Fontellas, sin agua, pero con una exposición de belenes enorme. Cualquiera diría que en vez de setas por esos parajes salen belenes. Desde allí, camino de Fontellas hacia el coche, y comida en Los Fogones, dónde antes del menú de rigor, una pedazo de oreja rebozada a la plancha causo una grata sensación en casi todos los asistentes. Un escándalo.

No hay comentarios: