martes, 30 de marzo de 2010

DE SAN SEBASTIÁN A PASAJES SIN BARCO



Entre la ruta de pinchos por el casco viejo de San Sebastián el viernes por la noche, y la visita a una sidreria en Astigarraga el sábado por la noche, había que hacer hueco en nuestras agendas para los senderos costeros del Cantábrico, que a su vez hicieron hueco en nuestros estómagos, que ya veían en la lejanía el chuletón que se les avecinaba.
Pues dicho y hecho, Conchi, Charli y Chema, el equipo Ché, madrugaron para realizar el trayecto que separa la ciudad de Donosti hasta Pasajes, por los caminos más cercanos al mar. Salimos del casco viejo, lugar donde estaba nuestro hostal, para cruzar el puente de Zurriola, tomar el paseo de la playa del mismo nombre, una vez dejado atrás el Kursaal. Al final de dicho paseo empezamos la subida al monte Ulía, desviándonos para ver de cerca el agitado mar hasta la punta de Mompas, lengua de roca, que a modo de quilla se introduce en el Cantábrico. Una vez de vuelta al camino principal fuimos bordeando los acantilados, dejando a la derecha la senda de subida a la cima del Ulía, hasta la bahía de Ulía, también conocida como cala Murguita.
De allí alcanzamos, pasando antes por varios restos de un antiguo acueducto y una fuente, el Faro de la Plata, situado en un promontorio y lugar muy adecuado para hacer fotos hasta quedarte sin carrete. Ya solo nos quedaba seguir bordeando la costa hasta la vertiginosa bajada al farolillo de Pasajes, faro que señaliza la entrada a la ría, continuar por el paseo pudiendo ver lo que parecían unos astilleros, y llegar al Falcón Crest, ehhhh?
No es euskera, es el apodo como conocen allí a una tasca pegada al mar dónde nos comimos unos chicharros, rapé y salmonetes, bañados con un txacolí, aderezados con un brazo de gitano, café y ese pacharán que nos ha hecho famosos. Sitios así ya no quedan.
Por cierto, esta ruta coincide en parte con el Camino de Santiago del Norte, exactamente con su primera etapa, Irún - San Sebastián. Ya de vuelta, en busca de bus urbano pudimos contemplar los preparativos para una regata de traineras que se preparaba para la tarde.

Pero eso es otra historia.

No hay comentarios: