martes, 1 de diciembre de 2009

QADRIT, Y PARA LOS AMIGOS, CADRETE


De vez en cuando, en solitario (ni amigos ni bota de vino), recorro esos montes cercanos a Zaragoza, sin prisa, respirando tranquilo, observando la fauna (incluídos humanos), imaginando tiempos pasados.
Visité el castillo de Qadrit, fortaleza musulmana, fundada hace más de mil años, y que aún mantiene su torre, forrada por un segundo muro. Subí a algún cabezo cercano, desde dónde se veían ciclistas subiendo por el camino hacia Valmadrid, sufriendo la fuerte pendiente, gente paseando perros, hasta un sujeto que hacía fotos a otro semidesnudo con un cartel en la mano (surrealista, verdad). Y pude admirar en toda su grandeza (o miseria según foros de internet) un molino de viento justo encima del pueblo, enorme, parece que sus aspas llegan hasta el centro de Cadrete. Bajé a uno de esos barrancos digno de ser usado como escenario para una película tipo Mad Max.
Una mañana corta, suave, soleada, pero de las que te cargan las pilas para toda la semana. No hay que irse muy lejos para disfrutar de Aragón.

viernes, 27 de noviembre de 2009

MONTE AIZKORRI, DESDE EL SANTUARIO DE ARANZAZU

La sierra de Aizkorri, toma nombre del Monte Aizkorri, que es uno de los que se ve en la foto superior. El pasado 15 de Noviembre, como actividad de senderismo del CAU, nos fuimos a subirlo, desde el Monasterio de Aranzazu, lo cual supone superar un desnivel de 820 m en un tiempo de unas 6 horas (incluidas paradas). El camino hasta la cima es una subida progresiva, suave en el primer tramo entre bosques de hayas, mas fuerte, desde los prados que se pueden ver en la foto, hasta la cima. Entre medio de los dos tramos, están las campas de Urbía, paraíso de los pastos vascos.
La subida la iniciamos a eso de las 11:30 de la mañana, con lo cual, nos encontramos mucha gente de bajada ya, suponemos que para disfrutar de una buena comida en alguno de los restaurantes que hay alrededor del Monasterio de Aranzazu. El collado de Elorrola da entrada a las campas de Urbía, donde siguiendo una hilera de abedules a estilo de paseo, nos sitúa en la ermita, y seguidamente en un fonda, cerrada ahora, y supongo que para el verano estará abierta. Me imagino allí disfrutando de ese paisaje con una cerveza en la mano en una terraza, superior.
Desde allí, la sierra parece infranqueable, pero los abedules nos marcan el camino a iniciar, muy útiles en días de niebla. Al rato comienza este bello y riguroso ascenso que escala los contrafuertes rocosos, seguidos de una senda de alta montaña con unos últimos tramos llanos.
Arriba ya, nos topamos con un refugio y una ermita, y tras subir unos últimos escalones, el Monte Aizkorri se encuentra bajo nuestros pies, ofreciéndonos en su otra vertiente el núcleo de Zegama, y una vista del Txindoki, otra de nuestras ascensiones.
El descenso se hace largo, por el mismo camino de subida, pero la felicidad de haber alcanzado una de las cumbres más emblemáticas de Guipuzcoa, será suficiente motivación para llegar al punto de partida, el Santuario modernista de Aranzazu.
Lástima que no pudiéramos visitarlo, y es que 8 horas de autobús y 6 de camino, no dan para mucho más. Si vuelvo otra vez, iré en verano.

lunes, 9 de noviembre de 2009

I BELMONTADA EXTREMA (y última)

BELMONTE DE GRACIÁN

20 y 21 de Junio de 2009, de Zaragoza hasta Belmonte de Gracián, 2 valientes (Chema y Tomás), 95 km, 19:50 horas andando.
Con estos breves datos, pero contundentes, uno se percata del porque del apelativo de EXTREMA. Todo comenzó hace unos 2 años, allá por los Montes de Torrero, un día con mucho aire, en una de esas andadas de rutina a nuestra querida Balseta, allá por el Cabezo de las Zorras. De repente, una bombilla apareció encima de mi cabeza y la idea se empezó a cocer a fuego lento.
De joven fui en bici por la antigua nacional, y ahora, ¿porque no voy andando?
La maquinaria se puso en funcionamiento, planos, rutas, mapas, gps, y cuando estaba todo más o menos perfilado, solo me faltaba un compañero "temerario"para acometer semejante proyecto. Cuando este insensato apareció, gracias a una ingente cantidad de engaños y cebos que le puse, iniciamos esta Belmontada, tal vez emulando a esas tropas celtíberas o romanas, que se desplazaban por la Celtiberia, con cargas de hasta 50kg, sin rechistar, sin gore-tex, sin restaurantes como el de Almonacid de la Sierra con sus 20 platos de menú. Si pienso lo que hicimos desde ese punto de vista no me parece que hayamos hecho gran cosa. Así piensa mi suegro también: "Eso que habéis hecho es una tontería", aplicando la teoría nunca escrita de que "donde no hay ganancia, la pérdida está segura".
PRIMER DÍA
Tontería o no, el 21 de Junio de 2009, nos reunimos en Valdespartera, yo acudí desde la República Independiente de Torrero, Tomás desde Vía Hispanidad, para desde allí, y atravesando ingentes hordas de heavy-metaleros (se celebraba allí donde las ferias el festival Metalway), subir a la ermita de Santa Bárbara, y echar una última ojeada a Zaragoza, que seguía allí a pesar del intenso cierzo que corría, y que nos acompañó muy a nuestro pesar, todo el día. Previamente, al resguardo de los muros que todavía quedan en pie, echamos al cuerpo el primer refrigerio de este viaje.
Tomamos dirección hacia los molinos de La Muela, caminando por las laderas que bajan hasta los pueblos de la carretera de Valencia. Desde la carretera de Madrid, cuando paso en coche se ven molinos, pero no imaginaba que hubiera tantos, nunca acababan, y ya no los dejamos hasta que se divisa la carretera de Muel a Epila, allí mismo se acaban.
El siguiente tramo, que se hizo especialmente largo nos llevaba a Alfamén. Al llegar a este pueblo, pensamos que habíamos andado tanto que estábamos en Burundi, dada la cantidad de africanos que aparecían por cualquier construcción cercana al pueblo, granjas abandonadas, casas en ruinas,... Supongo que serían gajes de la fruta. En el pueblo bebimos algo, y continuamos hasta el destino final del día, Almonacid de la Sierra, en la base de la Sierra de Algairén.
Allí nos recibieron nuestras enfermeras de noche, que nos aplicaron una vez duchados, esos masajes reconstituyentes de pies, durante los cuales pensé que estaba en el Paraíso. Tras esos cuidados paliativos, nos esperaba el restaurante de los 20 platos, pero con una cena ligera, necesitábamos más dormir y descansar que comer.
El día languidecía para nosotros, pero nadie nos podía quitar los 62 km andados, las 15 horas mordiendo el polvo por los caminos (incluidas paradas), a una media de 4,1 km/h. Ahora aquí vendría el sonido de un ronquido.

SEGUNDO DIA
No sé como pudimos levantarnos de la cama, pero al rato, ya estábamos metidos en harina, surcando esos senderos, buscando alternativas a caminos vedados para nosotros, y solo permitidos para dueños de fincas particulares. Al poco de salir de Almonacid te encuentras con una especie de reserva cinegética privada, que además de animales encerrados entre sus límites, también cuenta con el camino que pensábamos tomar. Cogimos otro que teníamos más a mano, y alcanzamos la primera cima de las tres previstas antes de llegar a destino. Bajamos al valle del Tiermas, y allí nos encontramos con nuestro primer problema del día. Un mar de zarzas nos impedía cruzar el Tiermas. Valle arriba y valle abajo hasta localizar lo más parecido a un paso hacía la 2ª tachuela del día, campo a través. Una vez alcanzada esta segunda cima, ya divisábamos la Sierra de Vicor, con su pico del Rayo, y abajo en el valle Santa Cruz de Grío, nuestro próximo destino. Ya de bajada cogimos un camino equivocado que nos abocó a un barranco, lleno esta vez de... más zarzas. Lo mismo que la otra vez, vuelta para arriba campo a través en busca del sendero perdido, y que una vez encontrado nos llevó a orillas del río Grío, dónde tuvimos que buscar un lugar adecuado para vadearlo, y seguidamente ascender por una durísima pendiente hasta Santa Cruz, dónde en una plaza con fuente, paramos a aplacar nuestra sed y calmar nuestro cansancio antes de proceder a rematar la faena.
Ya solo nos quedaba una fuerte subida hasta Viver de Vicor, barrio de Belmonte de Gracián, no sin antes constatar que una vez más nuestra ruta no era la correcta, en unos casos por desaparición de antiguas vías pecuarias, en otros por evitar transitar por caminos privados. Nuestra tozudez maña, nos impedía reblar, y una vez más encontramos nuestro camino, ¿cómo?, pues campo a través, le habíamos cogido gusto. Ya en Viver sólo nos quedaba ascender a La Concha, y desde allí todo era bajada hasta nuestro destino, BELMONTE DE GRACIÁN, dónde no nos esperaban ni las autoridades, ni gente alguna digna de mención.
Fue una idea, luego me quitó un poco el sueño, pasó a categoría de obsesión, y finalmente, una realidad, que con el paso del tiempo, me gustaría que se convirtiera en una historia de esas que comienzan así:
"Sabíais que vuestro abuelo, junto con un amigo, una vez, vino andando desde Zaragoza... "

sábado, 7 de noviembre de 2009

SALTO DE POVEDA Y LAGUNA DE TARAVILLA

Aquí estamos de nuevo para contaros mi vida por esos senderos de Dios. Esta vez adrenalina la justa, riesgo el mínimo, aventura escasa, pero risas todas. Como campo base usamos la bella ciudad de Molina de Aragón, y más en concreto el Molino del Batán, hotel rural impecable, para acercarnos a disfrutar del Parque Natural del Alto Tajo. Como novedad digna de mención citaré que es la primera excursión "en familia", para lo cual los Rodrigo aportaron dos chicos y los Navarro una chica. Digamos que este blog y sin que sirva de precedente podría cambiar el nombre para esta entrada por el de Senderos al Sol en Familia. Para aquellos que se pregunten "y que aportó Chema", les podría decir lo que no aporté: más chicos.
Chema, a lo que vamos, que te dispersas.
Este fácil paseo básicamente se trata de remontar el río Tajo hasta el Salto de Poveda y luego ascender a la laguna de Taravilla, y vuelta por el mismo sitio, para lo cual contamos con la inestimable colaboración de GR-10 (no es el nuevo fichaje de un equipo de fútbol).
Empezamos a andar cuando el Tajo cruza la carretera que une Poveda de la Sierra con Taravilla por una pista envuelta entre pinos, por la margen izquierda del Tajo, con su bosque de ribera y el marco montañoso con paredes que pasan los 1400 m. Pasados unos 45 minutos cruzamos el río por una pasarela, y empezamos a caminar esta vez por sendero. Desde este puente se puede admirar la claridad y limpieza de estas aguas, que en verano son muy recomendables para bañarse.
A la media hora, llegamos al Salto de Poveda, cascada de origen artificial, que se originó tras el hundimiento de una antigua presa de aprovechamiento hidroeléctrico, pero aún así no pierde nada de su encanto. Aquí es cuando dejamos el Tajo y en unos 20 minutos de ascensión (es la única tachuela de la ruta), llegamos a la laguna de Taravilla, laguna de montaña de 11 m de profundidad. Existe allí una área recreativa con mesas para el descanso y avituallamiento del caminante, lugar que aproveché para el bautizo de mi nueva bota de vino.
Ya veis, no siempre hay aventuras excitantes, pero rodeado de mis amigos, todo es posible.

martes, 3 de noviembre de 2009

BORREGUIL DE LA CUCA (2096m), IBON DE TORTIELLAS Y EL NUNCA ENCONTRADO SENDERO DE RIOSETA

PICO DEL AGUILA

IBÓN DE TORTIELLAS (desde el Borreguil, al fondo el Aspe si se viera, a la dcha, el barrando de Rioseta).

Esta es una ruta de esas en las que no haces nada de lo que tenías previsto, ya sea por falta clara de planificación, una logística penosa, condiciones climatológicas adversas, etc. Esta vez se dieron todas. La idea original era asistir a unas jornadas micológicas en Ayerbe (léase comer setas por un tubo en sus diferentes preparaciones), subir el Pico del Águila allá por Canfranc Estación, y volver a bajar por el mismo sitio. Lo de la ingesta masiva de setas se desestimó porque el horario, las daban para cenar, nos venía mal. El Pico del Águila, lo mismo, nos venía mal, era más complicado de lo que parecía para nuestra preparación, aunque tuvimos que reprimirnos como colosos, ya que su belleza era apabullante. Tal vez con más información hubiera caído al morral. Con lo cual el título de tamaño despropósito queda así:

Subida desde Canfranc Estación al Borreguil de la Cuca (2096m), bajada al Ibón de Tortiellas, subida a las estaciones de esquí de Candanchú, bajada a Candanchú pueblo y luego por carretera hasta Canfranc Estación.

La subida al Borreguil es muy interesante, muy señalizada, llena de construcciones hechas para evitar los devastadores aludes que se producen por esa zona, sencilla y por sendero. Comenzamos a andar desde el aparcamiento que está a la salida de Canfranc Estación, al otro lado de la carretera comienza el Sendero del Corzo, y luego entre bosques primero tomamos el barranco de Estiviellas, llegamos a una cascada llamada Cola de Caballo (1550m), hasta la Olla de Estiviellas, y al fin el collado de Estiviellas, donde un poco más arriba nos encontramos con el Borreguil, como lugar más alto de esta excursión. Por lo visto este Estiviellas debía ser un tipo importante por la zona dada la cantidad de lugares al que le han puesto su apellido.
Desde allí, por rizar el rizo, y siguiendo las indicaciones de una pareja con la que hablamos en la cima, no encaminamos al otro lado de la montaña, al ibón de Tortiellas, dónde enlazaríamos con el sendero que baja por el barranco de Rioseta hasta Coll de Ladrones y desde allí y ya por carretera hasta nuestro coche.
En dicho ibón, rodeado de montañas, la visión era demoledora, impresionante: El Aspe, el Tortiellas, el Borreguil desde abajo, etc. Sarrios pululando por los prados, una cascada a lo lejos que bajaba del Aspe y que llenaba el ibón, montañas no muy altas pero con paredes escalofriantes, que más se puede pedir. Unos huevos fritos con longaniza y chorizo y la bota de vino para pasarlos. Pues dicho y hecho, David abrió su mochila y sacó su hornillo, su sartén, su aceite, sus huevos (de 6 solo llegaron íntegros 3) y dimos buen cuenta de todo ello. Como nos daba pena tirar los huevos rotos, nos hicimos un revuelto. Por poner un pero diré que se le olvidó la sal, que puso el paisaje que teníamos hacia todos los lados. Tan extasiados estábamos que no nos dimos cuenta de la niebla que estaba cayendo y que nos impidió seguir admirando las vistas, y ahora viene lo bueno, encontrar el camino de salida hacia Rioseta.
Haciendo memoria, tomamos una dirección y otra y otra, y todas acababan en barrancos imposibles de tomar, hasta que al fin dimos con lo que pensábamos que era la salida. Nos dirigimos hacia ella, y al rato nos dimos cuenta de que era el mismo sitio donde habíamos comido. Después de valorar nuestras opciones, ya que eran las 5 de la tarde, no teníamos frontales, y a las 6 se hacía de noche (justo el día anterior habían cambiado al horario de invierno), decidimos llamar a la guardia Civil. Nos atendieron de maravilla y dijeron que vendrían a buscarnos. Estábamos esperando cuando la niebla nos dio una tregua, y pudimos apreciar la salida que vimos desde el Borrreguil, la cual no nos llevó a Rioseta, sino a Candanchú, dónde ya desde allí no teníamos perdida, aunque el camino se nos hacía bastante más largo. Bajando ya de noche oscura, viendo entre la niebla sarrios, apareció un 4x4 de la Guardia Civil, que nos bajó hasta el coche, sin más incidencias.
Aventura con todas las letras, que junto con el canón de Añisclo pasa a formar parte del Olimpo de mis excursiones.

sábado, 17 de octubre de 2009

LOS PINARES QUEMADOS DE VALMADRID (15-10-2009)


Un buen sitio para poder admirar en toda su plenitud la estepa aragonesa es Valmadrid y Torrecilla de Valmadrid. También se puede "admirar" su escasa población. En Torrecilla de Valmadrid, si no es por los obreros que están restaurando la iglesia, pensaríamos que el ser humano por esos lares está en peligro de extinción, y en Valmadrid, pudimos contemplar después de almorzar y dar un paseo por el pueblo, un ejemplar de "homo sapiens", y luego, cuando iniciábamos la vuelta, otro ejemplar de la misma especie, pero hembra.
En Torrecilla paramos a visitar su Balsa, lugar interesante para ver las plantas del secano con sus nombres en cartelitos, visitar los restos del castillo y callejear un poco.
Y en Valmadrid, paseando por sus pinares, si hubiera que poner un cartel para saber el nombre del árbol en cuestión, siempre habría de ser el mismo: "Churrasco de pino". Toda la zona fue arrasada ese verano pasado por un incendio que vino de Jaulín. En una web ponían el siguiente comentario de esta excursión:
"Será por esta pista por la que recorramos el primer tramo del recorrido, pasando por el Varello de Jaulín y adentrándose en los frondosos pinares."
Hoy en día habría que sustituir lo de frondosos pinares por quemados y fantasmagóricos pinares.
Al poco de salir de Valmadrid, se pueden divisar unos espectaculares cortados, zona de refugio para rapaces, y para el fuego, que pudo subir por esas paredes. De subida al cerro Loco, y al estar el suelo desprovisto de vegetación, se puede observar gran cantidad de basura (botellas, latas, etc), quién sabe si causantes del incendio comentado. Ya casi en la parte más alta, te encuentras, como no, una urbanización, llamada Bosque Alto, con sus casas rodeadas de inoportunos perros, ladrando y ejerciendo su labor intimidatoria. Seguro que solo intimidan a gente inofensiva, y no a los pirómanos. Creo que han solicitado el cambio de nombre por el de "Ni Bosque, ni Alto, ni nada".
Ya para abajo tuvimos la ocasión de ver más cortados, pero esta vez desde la parte de arriba, donde importunamos a un buitre que salió volando nada más notar nuestra presencia, y a otra rapaz de la que desconozco su nombre (asignatura pendiente). Una vez en Valmadrid, ya solo nos quedaba comer y vuelta a casa, previa visita a los alrededores de su iglesia. Lo de localizar un bar y una panadería, lo dejo para mi blog de ciencia-ficción.

martes, 13 de octubre de 2009

LOS GALACHOS DE JUSLIBOL (26-12-2008)


Hace unos días intenté hacer la crónica de esta excursión, me fuí por los cerros de Úbeda y me salío un híbrido entre cuento y fábula (si Esopo levantara la cabeza). Hoy voy a centrarme en lo que estoy y acabarla de una manera más o menos interesante para los muchos lectores que dicen disfrutar de este blog. Allá voy. Érase una vez... ya empezamos, que te centres, prueba con párrafo nuevo a ver si así:
El caso es que después del día de Navidad, viendo la acumulación de turrones y manjares varios alrededor de mi cintura, decidí moverme, salir de casa, en compañía de mi inseparable Conchi. El lugar elegido tenía que ser cercano y alejado del mundanal ruido navideño. Llegó el momento de los galachos de Jusliból y su entorno, lugar este que a mucha gente le debe parecer que ha existido hace cientos o miles de años, y no llega ni a los 50, con lo que mucha gente abuela, casi ni lo conoció. Una vez en Jusliból pueblo, te enteras que allí tuvo su "oficina" un general francés que en los ratos libres se bajaba a asediar Zaragoza, que fue morada de obispos y hace unos años por lo menos lugar que daba nombre a ese mítico equipo de futbol contra el que tantos partidos he jugado, el Ajax de Jusliból.
Una vez fuera del pueblo dirección a los galachos, se pueden admirar sus escarpes, que llegan muy lejos río arriba por su margen izquierda. Más allá de los escarpes se extiende el Castellar, una preciosa estepa, ocupada por nuestras fuerzas armadas, lamentablemente para senderistas, ecologistas, y recogedores de setas.
Ya en nuestro destino, puedes visitar un centro de interpretación, pasear entre las lagunas, escuchar y observar las aves, acercarte al Ebro si el no se acerca a ti, subir al castillo de Miranda para tener una panorámica de toda la zona y poder sentirte como las tropas cristianas de Alfonso I cuando planeaban el asedio y posterior conquista de Saraqusta.
En definitiva, una mañana en la que además de estar en contacto con la naturaleza y hacer deporte, puedes respirar parte de nuestra historia a bocanadas, y por último pasarte por el bar Tinajo de Jusliból a saborear sus huevos fritos sobre balsa de aceite.
Y como despedida diré que estos galachos tan espectaculares, tienen fecha de caducidad, ya que se colmatarán de sedimentos y desaparecerán, así que daos prisa, amigos, si queréis admirar un rincón del paraíso entre tanto secano.

miércoles, 7 de octubre de 2009

UNA DE IBONES ¡¡¡


No es una nueva ración de "nouvelle cuisine" del Tubo, es una nueva excursión de los aventureros "mediamontañeros" del CAU. De ellos había 2 "mediamontañerAs", no se me mosquee la Bibiana. El nombre de esta entrada también podía haber sido este:

EL IBON DE PERRAMÓ, PASANDO POR EL IBONET DE BATISIELLES Y LOS DE ESCARPINOSA

La foto corresponde a este último, con el macizo del Perdiguero al fondo. La excursión se realiza por el valle de Estós, con unos 1000 m. de desnivel. Buen día, aúnque el Real Zaragoza nos lo quiso aguar perdiendo con el Ath. de Madrid la noche anterior.
Aprendí porque a ciertos picos los llaman agujas, ejemplo: "la aguja de Perramó". Esta aguja tiene hasta 16 vías para escalada.


martes, 22 de septiembre de 2009

LA LEYENDA DEL RIO Y EL CASTILLO


Érase una vez un río llamado Iber, famoso por su inconformismo, ya que no le gustaba fluir siempre por los mismos cauces, y cuando le venia en gana se paseaba por las huertas de los ribereños. A veces, cuando se mosqueaba, incluso destrozaba puentes e inundaba casas.

Le gustaba mucho pasar por debajo de los escarpes donde estaba su amigo, el poderoso Castillo de Miranda, ya que podía disfrutar de esa sombra que le proporcionaban sus muros. A cambio, el río le suministraba entretenimiento y charla, a veces divertida, como cuando le contaba algún chisme acaecido río arriba, y otras más seria, pero siempre compañía. Y así fué durante siglos.

Desde su cauce veía a sus moradores observar desde su atalaya toda esa rica huerta gestionada sabiamente por un pueblo venido del Norte de Africa, y que se hacian llamar musulmanes. Estos habían diseñado una serie de canales por donde pasaba agua extraida de Iber, y que servía para aplacar la sed de tomates, berenjenas, pepinos,... Estos musulmanes las llamaban acequias, cosa nunca vista hasta ahora por ojos de cristiano alguno.

Al principio Iber se mostraba descontento por lo que consideraba un expolio de su sangre, pero al ver que servía para dar alimento a todo el mundo, cambio de parecer, y no se mostraba huraño cuando el agricultor de turno levantaba la tajadera para recoger "sangre" de sus venas.

Los años fueron pasando, Iber seguía siendo el mismo, con sus salidas de tono de vez en cuando, pero siempre generoso con las necesidades de sus vecinos. Los hombres de Africa se fueron, pero vinieron otros, casualmente los que vivían al Norte del Castillo de Miranda, y se hacían llamar cristianos. Estos al apropiarse de las fencundas tierras de huerta que dejaron sus predecesores, fueron abandonando el Castillo que habitaron durante siglos, preferían el verde y florido valle, al seco y yermo mirador.

Iber, muy triste, vió como los techos del Castillo que dieron abrigo a esos hombres se cayeron, sus paredes que les dieron sombra se fueron desmoronando, vió crecer las hierbas y zarzas por toda la ruina, vió el abandono día a día, mientras sus antiguos moradores disfrutaban de la buena vida en el "centro", en Sarakosta. Su gran amigo, su gran compañero durante tanto tiempo, estaba al borde de la desaparición total.

Iber, aguantó y aguantó durante mucho tiempo, días, años, incluso siglos, pero no pudo más de tanto sufrimiento, y un 2 de enero de 1961, decidió alejarse de su amigo, no mucho unos 500 metros, pero lo suficiente para que con el tiempo creciese entre ellos un bosque que impidiera a Iber ver la amargura de su amigo. No podía hacer más, era un río, no podía desplazarse detrás del Moncayo, para que sus moles le impidieran ver lo que no quería ver. El hubiera preferido subir a esos escarpes y arroparlo, pero ya sabemos la fobia que tienen los ríos a subir cuesta arriba. Años más tarde lo llamaron gravedad.

En los días de melancolía, Iber pedía a un conocido suyo llamado Cierzo que soplara con fuerza, y así de esta manera, con el movimiento pendular de las ramas, podía adivinar a duras penas, en lo alto del escarpe a su viejo amigo el Castillo.

Entre ellos se formó un galacho, el cual sirve de lugar de esparcimiento para los habitantes de la antigua Sarakusta. Pero lo que desconocen, es que los canales que surcan todo el galacho, no son de agua, sino de lágrimas. Lágrimas que derrama el Castillo, por la tristeza y la soledad.

Por su parte, Iber, fiel a su carácter de indomable, y cuando el dolor le domina, se acerca al Castillo, lo acaricia, le susurra, y clama venganza contra los hombres, arrasando cuanto encuentra a su paso.

sábado, 19 de septiembre de 2009

TORRES DE MOVERA (6-12-08)



Amigos seguidores de este blog, este que os habla, aburrido en casa de ver como España vapulea a Grecia a baloncesto, ha tomado una decisión, contar una batallita al estilo del abuelo Cebolleta. En esta ocasión le ha tocado el turno a un paseo mañanero de domingo que hicimos Conchi, Ana, Pablo y Chema. Se da la paradoja de que esta fue la primera aventura de Senderos al Sol, pero nunca la había comentado aquí. Pero todo llega.
Se trata de un paseo sencillo, aquí al lado de Zaragoza, muy cerca del Ebro, en una especie de meandro al estilo Ranillas, pero que no llega a dicha categoría. Unos 15 km entre campos y torres. Estos edificios no son más que casas de campo en la que vivían las gentes de Movera que cuidaban estas tierras, algunas de ellas con un aire señorial, como la de la foto de arriba, en las que se presume que aparte de agricultores vivía también algun terrateniente. La de arriba esta abandonada, con jornada de puertas abierta permanentemente, aunque valdría perfectamente para rodar una pelicula de suspense, al estilo "El crepúsculo de los dioses". También hay otras torres muy bien cuidadas y en uso, y una, la Torre Virreina, una edificación de estilo neomudéjar, de la CAI, destinada a Escuela Granja Taller para la reinserción social de transeúntes. Esta no estaba en la ruta, pero la vimos de lejos y nos acercamos.
Y por último, tengo que reconocer que en esos lugares pasan cosas raras, en los jardines crecen aviones de guerra, y de los árboles salen hermosas ninfas.

lunes, 14 de septiembre de 2009

COLLARADA (2.886 m.) 22-8-09




Hace casi un mes que subí a este piquito, acompañado de 12 montañeros más de indudable reputación, como no podía ser de otra manera, ya que casi todos ellos eran miembros del CAU. Ni siquiera ese número tan odiado por mucha gente (éramos 13 en total), impidió que coronaramos la Collarada, ni tampoco la noche de perros que pasé en ese albergue de Villanúa (dijé albergue, perdón, perrera). Los astros se habían conjuntado en nuestro favor, y la misión debía de ser cumplida, y se cumplió.

Debo dar las gracias también a esas pozas de Castiello de Jaca, donde nos bañamos tanto el día de antes, como después de bajar. A mi chófer Amaya, que con un aplomo inconmensurable, nos acercó al inicio de la ruta, La Espata. A esa fuente en Villanúa que palió con sus aguas mis calores y sudores nocturnos, quién sabe si provenientes de la ingesta de una pizza 4 quesos, del pacharán o de un licor, creo que de mora, de dudosa calidad.

Resumiendo, pedazo de montaña, y record personal mio, en mi diminuto curriculum como montañero.

domingo, 13 de septiembre de 2009

EL MONCAYO O SAN MIGUEL (2.314 metros)



Siempre que me preguntaban mis amigos, sabedores de mi afición por las montañas, si había subido el Moncayo, les tenía que contestar con la cabeza gacha (si no quería mentirles), que no, que no lo había subido en mi vida, luego venía la consiguiente guasa.
Pues, que sepais, que nunca más morderé el polvo cuando me hagan semejante pregunta, y contestaré muy orgulloso, que hoyé el citado pico, en compañia de Miguel Lafu y Armando, el 12 de septiembre de 2009, alrededor de las 12:30 hora local.
A pesar de las dificultades, tales como una ruta con bastante campo a través, la inexperiencia de varios componentes de la expedición y que no es este que les habla, la falta de esa herramienta básica indispensable en cualquier aventura que se precie, léase bota de vino, el uso de calzado inapropiado, un supuesto mal funcionamiento de mi GPS (pedazo de bulo), tobillo hinchado y bla bla bla... se consiguió el hito comentado. También diré que todo esto no hubiera sido posible sin esa tortilla de patata del Bar Venecia y otra de Armando, que no aportaron ese plus, que buena falta nos hacía. Y no quiero terminar sin mentar esa merienda, ya en Agreda, de jamón, queso, chorizo, salchichón, tortilla, que nos aportó Conchi, que aunque no venga a estas ascensiones, siempre está presente en nuestros corazones, y en nuestros estómagos.
Aún no entiendo como no salió el Ayuntamiento en pleno de Cueva de Ágreda a recibirnos y a hacernos hijos adoptivos del pueblo, ni mucho menos, como ya en Agreda, no nos dió la bienvenida la Banda Municipal.
Y como no podemos estancarnos y vivir del pasado, se abre el concurso de ideas para nuestro proyecto estrella (no sabemos si a corto, medio o largo plazo): EL ANETO (3.404 metros).
Total, mil metros más o menos que el Moncayo, que más da.

martes, 8 de septiembre de 2009

VIAJE AL INFIERNO


Este viaje, de 16 km en total, lo hicimos el 30 de agosto de 2009 los siguientes: Miguel, Guiller, Armando, Conchi y Chema. La primera parte la hicimos desde el vértice Esteban hacia Zaragoza pasando por el famoso Pino De Valdenavarro, donde almorzamos. La segunda parte, ya sin mujeres (es que no quisieron venir, malpensados), desde el citado vértice hacia Castejón, algo así como dando un rodeo largo al Centro de Telecomunicaciones instalado por el Ejército. Quién le iba a decir a ese tal Esteban que iban a poner esos radares allí.
Por destacar algo, triste por otra parte, diré que casi toda la ruta pasa entre pinares negros y cenicientos, y no es que fueran de la clase "pino negro", es que hace un año allí mismo se produjo un devastador incendio, que llego incluso hasta las puertas de Castejón de Valdejasa. La verdad es que fue mi primer paseo entre un bosque quemado, y espero que el último. La cantidad de animalicos que serían pasto de las llamas. Me imagino a ese solitario y majestuoso Pino de Valdenavarro rodeado de fuego, pero que final se salvo, y nos pudo dar sombra para nuestro almuerzo, hizo de modelo para nuestras fotos y fue cobijo para unas abejas que compartieron nuestro almuerzo.
Luego comimos en el restaurante de un hotel de Villanueva de Gállego, nadie pidió churrasco.

domingo, 24 de mayo de 2009

VICORADA, 23-5-09

Esta vez nos acoplamos a una andada de las llamadas populares que se celebraba por los pagos de la Sierra de Vicor, perteneciente al Sistema Ibérico. El recorrido era desde Belmonte de Gracián, patria del escritor y jesuita Baltasar Gracián, hasta Sediles, pasando por caminos, pistas y sendas de la citada sierra. Al ser una andada organizada, no como las que hacemos por libre, tuvimos que ceñirnos a un horario, pero como contrapartida a la llegada nos obsequiaron con camiseta, botella de vino, chupa chups, folletos turísticos, etc. y para comer con unos garbanzos con congrio, típicos de la zona, regados con diferentes vinos tintos, rosados y blancos. A pesar de conocer la zona descubrimos sendas desconocidas hasta la fecha para nosotros, pasamos por La Concha, Viver de Vicor, el Pico del Rayo, y cada cierta distancia había avituallamientos solidos y líquidos, para hacer más llevadera la andada. ¿Qué quienes fuimos? Los de casi siempre, Chema, Conchi y Goyo.

Sólo la vista que se nos ofrece desde el Pico del Rayo hace recomendable esta ruta, además de la vista de toda la sierra llena de una gran variedad de flores multicolores, a destacar la lavanda.

viernes, 15 de mayo de 2009

DE ZARAGOZA A SAN MATEO, SIGUIENDO EL CURSO DEL RIO GALLEGO




1 de Mayo, Día del Trabajo: Chema y Goyo se atrevieron a hacer unos 28 km en 5 horas y media, a una media de 6 por hora, a pesar de los guardas de seguridad de la Estación Experimental de Aula Dei, a pesar de la desaparición de un camino (literalmente), a pesar del fuerte viento, a pesar del frugal almuerzo. Por lo demás, el paisaje me sorprendió, unos sotos inmensos, gran variedad de aves (incluso una parecida a una gaviota), unos escarpes como los del Ebro, el mal olor de la papelera de Montañana,... menos mal que en San Mateo se celebraban fiestas, y había un buen ambiente, echamos el pincho, y vuelta a casa en autobús de línea.
Y no quiero despedirme sin hacer mención a ese fuet para almorzar, a esa valla que saltamos para meternos en propiedad privada, a esa amenaza de perros sueltos y dueños de casas de campo con la escopeta cargada, a esa visita guiada en 4x4 por la E.E. Aula Dei por los señores de Coviar, a esa ruta de Senderos de Aragón imposible de hacer por diferentes motivos,... Resumiendo, que es gerundio: al final y a pesar de todo, nos vinimos arriba y completamos una edición más de..............
¡¡¡¡¡¡ SENDEROS AL SOL !!!!!!!!!!

lunes, 27 de abril de 2009

PELIGROSA MARÍA

Mal día elegimos para descubrir los encantos de María de Huerva. Día nublado y mucho aire, algo desapacible para apreciar en su justa medida las sorpresas que nos fue deparando la jornada. La subida hasta Las Planas no tiene nada de especial, exceptuando cuando nos adentramos por un sendero rodeado de pinar hasta la cumbre, con un porcentaje de subida bastante fuerte que provoco las iras de Conchi. Allí recuperamos algo de fuerza a base de jamón y pan con tomate (pan adquirido en una panadería de María). Luego de bajada, nos desviamos para subir la Vallobera, cosa que no hizimos, pero descubrimos unos paisajes espectaculares: barrancos, vales, castillo árabe,... Lo dicho, peligrosa María, ya que engancha.

domingo, 5 de abril de 2009

LA MUELA


La Muela está de moda, todos los días en la prensa, radio o televisión se habla del municipio de los molinos, o de los gigantes, que diría Don Quijote a su escudero Sancho. Esta vez el papel de Don Quijote lo hace un juez de La Almunia, y el de los molinos, algunos de los habitantes del consistorio, y Don Quijote le dice esta vez a Sancho: "Que no son molinos, que son malandrines".

Pero no fuí allí a desfacer entuertos, sino a practicar algo de senderismo light, no había mucho tiempo. Unos 10 km de caminos rodeados de esos artilugios con aspas, cogujadas, olivos, almendros, sol, un torito osborne, empanada, ovejas, algún buitre hambriento y una buena vista de la comarca de Valdejalón.

Esta vez no corría viento, y es que los molinos estaban apagados. Cuando se mueven, generan cierzo. Que fue primero, la gallina o el...

lunes, 23 de marzo de 2009

MEDIANA DE ARAGON Y SU ESTEPA


No solo hay crisis económica, sino también de senderistas valientes, a los que les guste arriesgar como decía mi amigo Carlos. Pero a pesar de todo Chema y Conchi se atrevieron a hacer 2 excursiones en una. Día soleado en el que acabaron morenitos, y un poco hartos de un molesto viento. En primer lugar se dirigieron a La Salada, una especie de lago que cuando está seco parece un mar de sal, y como les pareció poco, prosiguieron a la Ermita de la Magdalena, y una vez allí, al nacimiento del río Ginel. Lugar del cual parece imposible que salga agua de debajo de una piedra, y menos aún un río. Dicen las malas lenguas que las famosas cebollas de Fuentes de Ebro, lugar hacia donde se dirige el Ginel, son tan buenas porque son regadas con aguas de este río, pero bueno, son rumores.

sábado, 28 de febrero de 2009

NO, NO ME HE MUERTO ¡¡¡

Simplemente hago un llamamiento a la calma a todos los senderistas que forman parte de nuestro proyecto, y que estaban muy preocupados por la falta de actividad de este blog. Tranquilizaos, solo han sido problemas de agenda, y en Marzo volveremos con nuevas ideas, grandes aventuras y ... buenas pitanzas. Afilad las botas y cuidaos los piños, que el día menos pensado ...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ VOLVEMOS ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

domingo, 8 de febrero de 2009

FUIMOS ANDANDO, VOLVIMOS EN COCHE



Finalmente la ruta de Monzalbarba se hizó el domingo 8-2-09 por chema, lauri, armando y josi, en un día soleado pero con viento algo fresco para nuestros delicados cutis. Fuimos de menos a más, sobre todo cuando supimos que nuestra querida amiga Ana, nos esperaba en Monzalbarba, junto con Rosi. Una vez allí, hubo el tan esperado almuerzo, no de gratis, sino de pago en la cigüeña, huevos con longaniza y patatas, y... vaquillas, y vivas, pero no en el plato, sino por la calle, eran fiestas. Por comentar algo, diré que es la primera ruta que volvemos al destino en coche, debido a varios factores, la escapada nocturna de chema, la tensión del músculo del esternocleideomastoideo de armando, y el visto bueno de los otros 2 senderistas. También destacaría, al señor Isidro, un chaval de unos 65 años, pero con la ganas de vivir de uno de 20, sino que se lo preguten a Rosi. Cualquiera diría que es descendiente del bereber Manzil Barbar, fundador de Monzalbarba. Nuestro agradecimiento a LAGI, por prestarnos un excelente servicio de coche escoba. Y bueno, que 14 km, no está nada mal, teniendo en cuenta los condicionantes antes expuestos. Hasta pronto, caminantes.

jueves, 5 de febrero de 2009

ZARAGOZA - MONZALBARBA, O COMO METERSE UN BUEN ALMUERZO



Esta vez dejamos a un lado proyectos épicos, y haremos una ruta para principiantes en esto de "senderear", que no en almorzar. Nos iremos desde cerca de la expo, pasando por los galachos de juslibol, hasta monzalbarba, donde además de almorzar, podremos asistir a algún acto de las fiestas de febrero en honor de San Blas. Este es el programa para el día de la excursión:

DOMINGO 8 de Febrero de 2009

09,00 h. Diana Floreada
10,00 h Almuerzo en Plaza Aragón
11,30 h Encierro en Plaza España
16,30 h Ultima Suelta de Vaquillas en Plaza España
19,00 h. Banda de Música en el Pabellón
21,00 h Traca Final de Fiestas.

Luego, y si la ingesta masiva de alimentos nos lo permite, volveremos al punto de partida, pero esta vez por la margen derecha del Ebro. Se ha contratado para esta andada un seguro específico para vaquilleros, que nos conocemos, y sabemos de los efectos de los caldos de Baco.

Por cierto, todavía quedan plazas libres, abstenerse flojos y alérgicos a los cuernos.




lunes, 2 de febrero de 2009

LA CIMA DEL BANDIDO CUCARACHA, O SAN CAPRASIO DE ALCUBIERRE




Esta vez le toco el turno a la cima de San Caprasio, el techo de la Sierra de Alcubierre. Alrededor de las 13:00 horas del jueves 29 de enero de 2009, San Valero, los intrépidos montañeros Conchi, Ana, Goyo y Chema hoyaron la cima después de un camino plagado de dificultades, tales como el madrugón, algún catarrillo, un viento de 10 Km/h, etc. Como la etapa se nos antojaba corta, nos acercamos a La Torraza, torreón defensivo del siglo XIII, previa consulta con unos señores forestales, que nos indicaron muy amablamente, que el camino era apto, incluso para mujeres. Una vez ya en San Caprasio, y unas cuantas perdices después, nos acercamos a las cuevas, no sin arriesgar nuestro pellejo al pasar por unos cortados muy peliagudos, cosa fácil para avutardas, y más complicada para abuelitos. Después de la visita a ese recinto sagrado, conocido como la Cueva de la Salud, nos encaminamos en una dirección guiados por nuestro olfato, y a la que más tarde bautizamos como la ruta de Los Garbanzos con Bogavante. Ahí acabaron nuestros males, hasta que San Valero nos envenenó con un roscón defectuoso, al que después de darle unos capotazos, y lanzarle unos cuantos improperios, castigamos a la hoguera, como repostería hereje.

lunes, 19 de enero de 2009

¿ HACEMOS GEOCACHING ?


Tenía ganas de hacerlo, ya que no lo había hecho nunca, tanto tiempo esperando a que se dieran las circunstancias adecuadas, a que apareciera la persona correcta... y al fin apareció, y fue una experiencia inolvidable, durante 2 horas sin parar, no sudamos mucho, fuimos despacio, sin prisa pero sin pausa, esperando con ganas la próxima vez, para vover a hacerlo, para volver a hacer... GEOCACHING. No habráis pensado mal, no era mi intención.
Esta peña amplia sus horizontes inaugurando la sección de geocaching, Próximamente se impartirá un curso iniciático, del que seráis informado s su debido tiempo. Mientras tanto y debido a la gran aceptación que ha tenido el proyecto Senderos Al Sol, no admitiremos más solicitudes de incorporación al proyecto, debido a la escasa estrucutra burocrática disponible.
Hasta pronto aventureros.

martes, 13 de enero de 2009

NOS VAMOS A LOS MONEGROS ¡¡¡



Caminator ha decidido que la próxima nos vamos a Los Monegros, a la cima de San Caprasio, desde Farlete. Subiremos a 800m, veremos unas cuevas... y como no, una ermita, la de San Caprasio, que dicen que se llamaba asi por que era cabrero. Tal vez veamos fantasmas de la guerra civil, allí hubo un frente. Y todo casi gratis. ¿alguien quiere buscar una taberna para comer? Cuidadín con el bandido cucaracha que mora por estos lares:


Ver mapa más grande

domingo, 11 de enero de 2009

MUSICA AMBIENTAL PARA BLOGGEAR, DALE AL PLAY

PANIZA - VIRGEN DEL AGUILA - RESTAURANTE EL PARADERO



En la segunda ruta del año 2009, nos decidimos por una zona en la que habia muchas posibilidades de haber nieve, y así fué. Me acordé mucho de Cámara, máxima autoridad mundial sobre el mundo del gore-tex, ya que mis botas no usaban de tal material, y cuando llegué a casa me salieron de ellas, diez dedos como cubitos de hielo. Como novedades de esta ruta se pueden comentar dos: que mi coche se nego a ir a paniza en un alarde de independencia automovilistica, y la llegada de un nuevo miembro a esta peña, el amigo Goyo, que fue nombrado junto con Miguel, como persona non grata por las criticas continuas a uno de los miembrros fundadores de esta peña, y alma mater, MI GPS.

domingo, 4 de enero de 2009

DE ZUERA A SAN MATEO POR EL RIO GALLEGO




El 3-1-09 fue la excursion inaugural de este club, no llovio pero los caminos parece que hubieran sufrido el diluvio universal durante días. Los 4 de las fotos fuimos los intrepidos senderistas que nos atrevimos con esta ruta. Ana aporto una tortilla de patata de campeonato, miguel se trajo su bocata y unas mandarinas, y conchi salchichon, jamon y tomate preparado para untar, chema gorroneo de todos. El camino de Zuera a San Mateo por la margen derecha del rio Gállego es interesante, a nivel paisajistico y "animalistico", hicimos avistamientos de cigüeñas, cormoranes,...
Y de postre unos cafes con las brevas denominacion de origen de san mateo, que parecia que llevaran sustancias dopantes dado el ritmo que se llevo despues de su ingesta.
una vez en zaragoza, nos pimplamos una botella de cava y otra de sidra, y para hacer bulto cortezas y torreznos. besos, abrazos y deseos de una futura edicion de "senderos al sol".

ah, y para los que les gustan la propaganda, el abrigo de conchi no lleva los logotipos de blogger.

ESTE PANTANO QUEDA INAUGURADO ¡¡¡


Érase una vez un grupo de senderistas, a los que la atadura a un club de montaña, les impedía dar rienda suelta a su espíritu aventurero, y decidieron fundar, no un club, sino más bien una peña, sin estatutos, sin horarios, sin fechas, sin carnet, pero con ilusión, con humor, y sobre todo, con muchas ganas de conocer la red de caminos de Aragón, y sus muchos fogones, de los cuales salen esos productos de nuestra tierra, que tantos momentos buenos nos han hecho pasar, sin olvidarnos también de esos caldos, que elevan nuestro espíritu, y nos invitan a juntarnos de nuevo, una vez más.